Entradas populares

lunes, 26 de diciembre de 2016

Historia Breve Trastorno bipolar , clinica y evolucion

Breve reseña histórica

Las primeras descripciones del trastorno bipolar se realizaron en la Grecia antigua. Este trastorno es uno de los descritos más tempranamente.
El trastorno bipolar de tipo II fue delimitado por el Dr. David Dunner en 1976, y reconocido como nueva entidad en el DSM-IV (Manual de clasificación de los trastornos mentales). En 1999, el Dr. Hagop Akiskal reseña los distintos episodios de depresión que se asocian con la hipomanía y los asimila como integrantes del espectro descrito por Dunner.


Características clínicas y evolución

Existen unas cifras de prevalencia que oscilan entre 1-5% (Berck y Dodd, 2005).
La enfermedad comienza en la adolescencia tardía o en los primeros años de la edad adulta, con una edad media de inicio a los 18 años (Hirschfeld et al. 2000).
Por otra parte, con base en la revisión retrospectiva de historias clínicas de 368 pacientes seguidos durante 10 años en 37 clínicas de España, el estudio EPIDEP mostró que la edad media de diagnóstico de TB fue de 38,6 años, con un tiempo de evolución de la enfermedad de 6,5 años.
Las observaciones clínicas demuestran que el 50% de los trastornos afectivos que se inician como un episodio afectivo, con el transcurrir de los años evolucionan hacia el trastorno bipolar II.
Los estudios de seguimiento muestran que la hiperactividad y la irritabilidad son los síntomas principales de este diagnóstico.
Como ya comentamos en una noticia anterior, la comorbilidad del TB de tipo II parece ser la regla y no la excepción. Por lo que respecta a los trastornos de ansiedad, los pacientes con TB II muestran mayor frecuencia de ansiedad generalizada, trastorno de pánico y fobias específicas.
Con frecuencia el diagnóstico se realiza erróneamente como depresión unipolar, trastornos del ajuste o trastorno límite de la personalidad (Young et al. 1978).
Regularmente, el trastorno comienza con oscilaciones en el ánimo, las cuales van aumentando progresivamente en intensidad y frecuencia hasta alcanzar el umbral patológico (Angst, 1998).
En una investigación de la Asociación Maniaco-Depresiva Americana (DMDA) se encontró que el 59% de los pacientes había presentado sus primeros síntomas durante la niñez, y que el inicio temprano del trastorno se asocia con mayor severidad de la enfermedad, que impacta dramáticamente en la esfera social de los jóvenes (Lish et al. 1994).
La cronicidad del TB de tipo II ha sido observada en varios estudios de seguimiento. En un estudio de Judd et al. de 2003 se siguieron 86 pacientes por un periodo de 13 años y se vio que los pacientes tenían síntomas más de la mitad del tiempo. Un 50,3% tenían síntomas depresivos, el 2,3% tenía ciclos rápidos o sintomatología mixta y el 1,3% tenía síntomas de hipomanía.
Por lo que respecta al pronóstico, si el trastorno bipolar de tipo II no es diagnosticado y tratado adecuadamente, el pronóstico empeora, con incremento de la comorbilidad diagnóstica, la disfunción familiar y social, los problemas laborales e interpersonales, y los casos de divorcios y separaciones (Coryell et al. 1985).
En cuanto al curso de la enfermedad, se ha observado que en el transcurso de los 5 años siguientes a un primer episodio de hipomanía, el 20,7% de los pacientes presenta un nuevo episodio de hipomanía o manía y el riesgo de presentar un nuevo episodio depresivo es del 26,7% (Cassano et al. 1999).
Por último, El 30-60% de las personas con trastorno bipolar tipo II son diagnosticadas como trastorno depresivo mayor (Angst et al. 2006) y se calcula que el verdadero diagnóstico ocurre 10 años después (Ghaemi et al. 2002).
Resumiendo, el trastorno bipolar de tipo II es un poco más frecuente que el de tipo I, del mismo modo que las fases depresivas son más frecuentes que en el tipo I, por lo que pueden pasar unos años hasta realizarse el diagnóstico correcto, siendo las personas diagnosticas erróneamente de depresión unipolar.


Más información:

Bibliografía

  • Téllez-Vargas, J. Strejilevich, S. Camacho, A. Trastorno afectivo bipolar II. 2100. Asociación colombiana de psiquiatría biológica

viernes, 19 de agosto de 2016

Puedo evitar una crisis bipolar?


Quizas, no llamaría Evitar una crisis, pero si hay formas de prevenirla. Hay siempre indicadores en manía y depresión que pueden ser muy útiles a la hora de detectar tus cambios de humor en tu diario que hacer. generalmente estos van de apoco repitiendo o acumulándose por días en mi caso, lo que a veces me ha puesto confusa es cuando las mujeres nos esta por dar el periodo, y aunque tenga mi app en mi celular que me avisa, a veces no lo relaciono y me pasa que estallo por cualquier cosa, o me pongo muy sentimental.
Por eso los hombre que no tiene estos SPM o cambios hormonales de las mujeres , es mas fácil reconocer el peligro, solo que pienso que solo viendo a mi marido con su pre diabetes, no se si realmente siguen al pie de la letra sus tratamientos, y con esta clase de medicina controlada, ya sea benzodiazepinas o antisicoticos no se puede jugar quitándose dosis y simplemente saltándose algunas.
Sean conscientes de que nuestro trastorno del animo es algo que no va a sanar seguramente por los estudios que han hecho, pero si logramos adherirnos a nuestro tratamiento día a día nuestra calidad de vida cambia de 20 a 80 por lo menos.... y el resto nos toca a nosotros ayudarnos a nosotros mismos.
por lo mismo quiero compartir esto que encontré en la red.
Aquí te doy unos tips que te ayudarán en tu lucha diaria y así identificar los síntomas que nos dirigen hacia una crisis



Tú eres mejor cada día...

Tú eres mejor cada día...
animo!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...