Entradas populares

martes, 27 de octubre de 2015

Crisis bipolar al 2x1

No lo van a creer...  entre un dia domingo y el martes siguiente me toca sobrellevar dos crisis.
Creo que quien lee por primera vez mi Blog  no sabe que tengo un hijo de 16 años y una hija ya de 20,  ambos con mi herencia... bipolares 2! Es triste porque mi marido intenta ayudar y a veces no nos entiende,  aunque trata hay muchas probabilidades de que empeore las  cosas a que las arregle. Se siente impotente,  lo sé.
Y yo que soy bipolar,  con experiencia de años a veces no se como explicarle que no es fácil ver a un hijo o una hija en crisis,  sabiendo que ellos tuvieron que verme superar las mías desde hace años.
En fin,  hace un mes o menos,  un domingo tranquilo se transformó en un gran problema,  mi hijo juega mucho xbox online y nuestro internet de 5 mb no ayuda a veces,  se pone lento aunque estemos dos más usándolo... se molestó,  tiene muy bajo su nivel de tolerancia,  se puso a gritar que su familia era de lo peor,  una mier...  etc.  Mi marido escuchó y lo castigó... como siguió diciendo cosas le quitó los controles del Xbox y le amenazó con llevárselo... pufff en un abrir y cerrar de ojos,  de encerro con llave en su cuarto... tuve que tranquilizar a mi marido porque le golpeaba la puerta diciendo que abra.. se puso peor mi hijo y busque la llave mientras solo escuchaba sollozos y risa!?  Si como llanto y risa irónica con dolor.  Me asuste y al entrar lo veo en posición fetal y como escondiendo sus brazos.. dijo que pensó que le iba a pegar,  yo sólo traté de calmarlo y le dije que qué se habia hecho... estiro su brazo y vi que le faltaban unos seis centímetros de largo de piel como entre las venas y la articulación del brazo.... me dolió verlo así,  le hablé y le dije que lo curaría,  fui por gasa crema y cinta 3M para que no se infectara... al regreso mientras cortaba la gasa me pregunta: Que pasó?  Como se hizo eso(la herida)?... que parecía que cuando pasó eso no sentía dolor...
Que horrible esa tarde.... empieze a recriminar a mi marido que si cuando mi hijo era pequeño  el no me hubiera desautorizado ni le hubiera qitado los castigos quizas no hubiéramos llegado a esta altura de la vida y con mi hijo con cero tolerancia... para que decir Te Lo Dije... si ahora ya es tarde...
No estoy de acuerdo con lo que hizo de gritar cosas feas a su familia pero si no lo corrigió de pequeño,  ahora los rasgos bipolares no ayudan para nada en este tipo de situaciones,  son los famosos gatillantes que le llaman cuando aparecen las características de este trastorno y se exacerban en ciertas situaciones...
Al día de hoy aun no se le cura bien la herida porque se sacó la primera capa de la piel y le sangra a veces,  pero creo que es una leccion que tiene que aprender,  mi marido y él.
Porque hablé en e el título de crisis 2x1 : porque a los tres días le da una crisis grandísima a mi hija,  durante unas 10 horas,  luchando para que no se haga daño,  evitando que salga de la casa porque aunque le di medio rivotril,  no  le hacía nada.... de ahí 1 rivotril completo de 2 mg y así medio se calmaba mientras la agarraba mi hijo para que no hubiera,  lo peor fue cuando decía que se queria morir y se intento tirar por la ventana,  Gracias a Dios,  Solo rompió el mosquitero,  Y las rejas del segundo nivel evitaron una tragedia peor. En la noche fue a buscar un cuchillo,  No pudo,  así que mande a esconder y yo misma busque todo aquello con lo q se hiciera daño,  hasta sus pinzas y cortauñas.
Tengo todos los detalles en mi mente pero no quiero aburrirlos.
El doctor me regaló muestras de olanzapina y le di media al día siguiente para botarla,  osea tenerla adormitada ya que hasta el dia subsiguiente el siquiatra la pudo ver.  Había dejado de tomar hace unas semanas el Aripiprazol porque la ponían muy ansiosa,  así que el doctor le cambió por Risperidona.
Le dijeron que necesitaba más autocontrol,  hacer ejercicio y asistir a psicoterapia cada 15 dias. 
Los motivos que generaron la crisis son mínimos... según ella el novio no la quería porque le dijo una cosa e hizo otra... saquen sus conclusiones. Y se obsesiono con eso,  lo repetía y repetía no lograba entender ni razonar que estaba siendo muy posesiva y controladora.
Pasaron 4 dias y tuve que darle ricotril y olanzapina de nuevo porque recayó un poco pero ya no quise esperar a que se pusiera más grave y se controló en un par de horas.
Ahora bien las cosas no han estado de dinero bien, así que como ya imaginarán el siquiatra es caro y le conseguí una cita para 19 dias después y tuve que cambiarla para una semana después ósea 26 dias y mi marido quejándose...
De mi les puedo decir que a pesar de haber pasado estas dos crisis bien de mis hijos,  llegó el dia que lloré  Y me recordé de cuando yo intente matarme... Hoy me siento bien por eso les cuento esto y aunque an veces siento mi humor entre plano y bajoneada intento hacerme la fuerte para que mi marido no me digan que vaya a control y así dejé que mi hija vaya... ella lo necesita más que yo... lo que dijo el doctor que las crisis se calmaban y espaciaban despues de los 40 es verdad... tengo 44 y sigo aqui luchando no solo con mi trastorno del ánimo,  sino que con los de mis hijos también... cuesta verlos sufrir pero no me puedo dar el lujo de recaer.Y luchó contra eso.

domingo, 11 de octubre de 2015

Trastorno BP una Guía para el paciente y su familia

Aquí les dejo una tabla que les puede ser muy útil a los pacientes y familia que estén lidiando con el trastorno Bipolar.  Acabó de comprar este libro para mi hijo,  Trastorno Bipolar por Georgina Romo Lizarraga.
Cita textual:" El trastorno Bipolar afecta a un gran número de personas,  independientemente del seco y edad.  El desconocimiento de sus características propicia que solo un tercio de los pacientes reciba un tratamiento adecuado; el resto sufre incomprensión,  es víctima de diagnósticos incorrectos o se incorpora a las estadísticas del alcoholismo y la drogadicción".

domingo, 13 de septiembre de 2015

Novela sobre bipolaridad...REA

Rea es una novela autobiográfica levemente ficcionada escrita por María Bel Santarossa, argentina de Mendoza, adicta a las letras desde tierna edad. En sus primero 27 años ya había escrito nada menos que treinta obras. Esta en particular le llevó 19 años completos de su vida.
Y uso la palabra adicta por que la misma escritura expresando su bipolaridad la llevó a un coma de esos de los que no se vuelven. El médico que atendía su caso en el hospital fie claro: no tiene recuperación, quedará como un vegetal.
Sin embargo Bel volvió y no solo eso, luchó con su condición durante 4 años, escribiendo entre medio de ataques que le desencajaban los músculos del cuerpo de tanta tensión, combinado con jaquecas brutales y sentimientos de desesperación tocando el suicidio muy pero muy de cerca. De a poco con un gran trabajo comenzó a comprender cómo hacer para cambiar la química de su propio cerebro. De a poco fue reduciendo el clonazepam y el litio necesarios para su supervivencia hasta dejarlos completamente. 
Sus ataques y crisis aún están presentes, pero de una forma muy espaciada y con una magnitud infinitamente menor que lo que solía ser. Ahora esta terrible enfermedad, inclusive sin medicamentos, no le impide vivir y ser feliz.
El libro nos cuenta su vida completa y de cómo se fue configurando su personalidad debido a su entorno hasta descubrir su condición de bipolar, para pasar por sus duros años de adolescencia y juventud donde ya salió de su casa para vivir en otra ciudad donde sus potenciales y defectos promovidos por el sindrome se expresaron en su total magnitud.
Su llegada a la gran ciudad para volverse una escritora famosa y sus encuentros con diversas personas de la farándula, del gran ambiente editorial, tv y algunos políticos terminó por minarle la salud.
Su renacimiento, siempre con sus reflexiones ácidas, filosas, controversiales y en muchos momentos sabios nos deja con un sabor a esperanza para todas las personas que luchan por algo.
Una novela llena de excesos y enseñanzas. 
Rea en mi punto de vista es una novela multidimensional con diversas capas de información como si fuera una cebolla (también eventualmente en algunos pasajes nos hace llorar como una cebolla). Digo esto por que si bien es una biografía de una mujer bipolar y su acento está dado en este aspecto de la historia, Bel nos muestra también la incomprensión de la sociedad (inclusive de gente muy cercana) ante la bipolaridad y ante todo lo que sea una búsqueda personal que no se ajuste al mandato social.
Hoy en dia Bel Santarossa está felizmente casada con una hija de corta edad.

El libro estará disponible para la venta el 15 de septiembre en kobo.com en español: https://store.kobobooks.com/es-ES/ebook/rea a un precio de 2,99 USD ya se puede reservar

martes, 4 de agosto de 2015

Mas antipsicóticos... Aripiprazol


Por vivencia propia y de mis hijos, es un buen medicamento para controlar ciertas características que presentamos los Bipolares 2. Sobre todo se utiliza para tratar adultos que padecen una enfermedad caracterizada por síntomas tales como oír, ver y sentir cosas que no existen, desconfianza, creencias erróneas, habla incoherente y monotonía emocional y de comportamiento. Las personas en este estado pueden también sentirse deprimidas, culpables, inquietas o tensas.
Ya noto desde hace unos meses más estabilidad en mis dos hijos, que para mi es una gran tranquilidad, lo malo fue al inicio, que le dieron 1/2 pastilla y por las náuseas , ansiedad y mareos, le tuvieron que bajarles a 1/4.
A mi me lo dieron por un tiempo pero al contrario los efectos secundarios para media pastilla eran muy fuertes y con 1/4 me la pase más ansiosa, de hecho estoy fumando de nuevo desde hace unos meses, antes hace 3 años y medio fumaba, de vez en cuando un par de cigarros y nunca todos los días, ahora eran diario unos 4/6. Ya no lo tomo, pero mi Seroquel lo tenía en 200 mg y ahora volví a 300 mg y no noto la ausencia de este otro antipsicótico, por suerte.
Les contare un poco de lo que averigüé sobre este antipsicótico llamado Aripiprazol, que es el nombre del compuesto.                                                             

Comercializado como Abilify, en México , por Bristol Myers Squibb, en otros países como Ilimit o Ariprazol. Es un fármaco antisicotico  que fue aprobado por la FDA el 15 de noviembre de 2002 para el tratamiento de la esquizofrenia, siendo el sextoantisicotico atipico  que consiguió este estatus. Recientemente también recibió la aprobación de la FDA para el tratamiento de la fase maniaca aguda y episodios mixtos asociados con el trastorno bipolar, así como el tratamiento de la depresión clínica.

Hay que tener especial cuidado con el aripiprazol:
  • · Si tiene azúcar en sangre alto o historia familiar de diabetes· 
  • · Si tiene rigidez muscular o inflexibilidad con fiebre alta, sudores, estado mental alterado, o latido del corazón muy rápido o irregular
  • ·Si presenta movimientos musculares irregulares e involuntarios, especialmente en la cara
  • · Si sufre enfermedades cardiovasculares, historia familiar de enfermedad cardiovascular, ictus o "mini" ictus o presión sanguínea anormal.


Antes de tomar este medicamento:
Informe a su médico y a su farmacéutico si es alérgico al aripiprazol, a algún otro medicamento o a alguno de los ingredientes en las tabletas, las tabletas solubles por vía oral o la solución oral de aripiprazol. 
Informe a su médico y no olvide mencionar ninguno de los siguientes: antidepresivos (elevadores del estado de ánimo); antimicóticos, como itraconazol (Sporanox) y ketoconazol (Nizoral); antihistamínicos; bupropión (Wellbutrin); carbamazepina (Tegretol); claritromicina (Biaxin); fluoxetina (Prozac, Sarafem); inhibidores de la proteasa del VIH, como atazanavir (Reyataz), indinavir (Crixivan), nelfinavir (Viracept), ritonavir (Norvir) y saquinavir (Invirase); ipratropio (Atrovent); medicamentos para la ansiedad, presión arterial alta, síndrome de intestino irritable, enfermedad mental, mareo por movimiento, enfermedad de Parkinson, convulsiones, úlcera o problemas urinarios; nefazodona; paroxetina (Paxil, Pexeva); quinidina; rifampina (Rifadin, Rimactane); sedantes; píldoras para dormir; telitromicina (Ketek); y tranquilizantes.

El aripiprazol puede provocar efectos secundarios. Informe a su médico si alguno de estos síntomas es intenso o no desaparece:

  • dolor de cabeza
  • nerviosismo
  • somnolencia
  • mareos
  • acidez estomacal
  • estreñimiento
  • diarrea
  • dolor de estómago
  • aumento de peso
  • aumento del apetito
  • aumento de la salivación
  • dolor, especialmente en los brazos, en las piernas o en las articulaciones


Advertencia importante para las personas que tienen depresión:
Una reducida cantidad de niños, adolescentes y adultos jóvenes (de hasta 24 años de edad) que durante estudios clínicos tomaron medicamentos contra la depresión, desarrollaron tendencias suicidas (pensar en hacerse daño o quitarse la vida, o planear o intentar hacerlo). Los niños, adolescentes y adultos jóvenes que toman antidepresivos para tratar la depresión u otras enfermedades mentales pueden ser más propensos a desarrollar tendencias suicidas que aquellos que no toman antidepresivos para tratar dichas afecciones. No obstante, los expertos no conocen con exactitud la magnitud de este riesgo y hasta qué punto se lo debe tener en cuenta al decidir si un niño o un adolescente deben tomar o no un antidepresivo. 


Tú eres mejor cada día...

Tú eres mejor cada día...
animo!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...