Entradas populares

lunes, 26 de diciembre de 2016

Historia Breve Trastorno bipolar , clinica y evolucion

Breve reseña histórica

Las primeras descripciones del trastorno bipolar se realizaron en la Grecia antigua. Este trastorno es uno de los descritos más tempranamente.
El trastorno bipolar de tipo II fue delimitado por el Dr. David Dunner en 1976, y reconocido como nueva entidad en el DSM-IV (Manual de clasificación de los trastornos mentales). En 1999, el Dr. Hagop Akiskal reseña los distintos episodios de depresión que se asocian con la hipomanía y los asimila como integrantes del espectro descrito por Dunner.


Características clínicas y evolución

Existen unas cifras de prevalencia que oscilan entre 1-5% (Berck y Dodd, 2005).
La enfermedad comienza en la adolescencia tardía o en los primeros años de la edad adulta, con una edad media de inicio a los 18 años (Hirschfeld et al. 2000).
Por otra parte, con base en la revisión retrospectiva de historias clínicas de 368 pacientes seguidos durante 10 años en 37 clínicas de España, el estudio EPIDEP mostró que la edad media de diagnóstico de TB fue de 38,6 años, con un tiempo de evolución de la enfermedad de 6,5 años.
Las observaciones clínicas demuestran que el 50% de los trastornos afectivos que se inician como un episodio afectivo, con el transcurrir de los años evolucionan hacia el trastorno bipolar II.
Los estudios de seguimiento muestran que la hiperactividad y la irritabilidad son los síntomas principales de este diagnóstico.
Como ya comentamos en una noticia anterior, la comorbilidad del TB de tipo II parece ser la regla y no la excepción. Por lo que respecta a los trastornos de ansiedad, los pacientes con TB II muestran mayor frecuencia de ansiedad generalizada, trastorno de pánico y fobias específicas.
Con frecuencia el diagnóstico se realiza erróneamente como depresión unipolar, trastornos del ajuste o trastorno límite de la personalidad (Young et al. 1978).
Regularmente, el trastorno comienza con oscilaciones en el ánimo, las cuales van aumentando progresivamente en intensidad y frecuencia hasta alcanzar el umbral patológico (Angst, 1998).
En una investigación de la Asociación Maniaco-Depresiva Americana (DMDA) se encontró que el 59% de los pacientes había presentado sus primeros síntomas durante la niñez, y que el inicio temprano del trastorno se asocia con mayor severidad de la enfermedad, que impacta dramáticamente en la esfera social de los jóvenes (Lish et al. 1994).
La cronicidad del TB de tipo II ha sido observada en varios estudios de seguimiento. En un estudio de Judd et al. de 2003 se siguieron 86 pacientes por un periodo de 13 años y se vio que los pacientes tenían síntomas más de la mitad del tiempo. Un 50,3% tenían síntomas depresivos, el 2,3% tenía ciclos rápidos o sintomatología mixta y el 1,3% tenía síntomas de hipomanía.
Por lo que respecta al pronóstico, si el trastorno bipolar de tipo II no es diagnosticado y tratado adecuadamente, el pronóstico empeora, con incremento de la comorbilidad diagnóstica, la disfunción familiar y social, los problemas laborales e interpersonales, y los casos de divorcios y separaciones (Coryell et al. 1985).
En cuanto al curso de la enfermedad, se ha observado que en el transcurso de los 5 años siguientes a un primer episodio de hipomanía, el 20,7% de los pacientes presenta un nuevo episodio de hipomanía o manía y el riesgo de presentar un nuevo episodio depresivo es del 26,7% (Cassano et al. 1999).
Por último, El 30-60% de las personas con trastorno bipolar tipo II son diagnosticadas como trastorno depresivo mayor (Angst et al. 2006) y se calcula que el verdadero diagnóstico ocurre 10 años después (Ghaemi et al. 2002).
Resumiendo, el trastorno bipolar de tipo II es un poco más frecuente que el de tipo I, del mismo modo que las fases depresivas son más frecuentes que en el tipo I, por lo que pueden pasar unos años hasta realizarse el diagnóstico correcto, siendo las personas diagnosticas erróneamente de depresión unipolar.


Más información:

Bibliografía

  • Téllez-Vargas, J. Strejilevich, S. Camacho, A. Trastorno afectivo bipolar II. 2100. Asociación colombiana de psiquiatría biológica

viernes, 19 de agosto de 2016

Puedo evitar una crisis bipolar?


Quizas, no llamaría Evitar una crisis, pero si hay formas de prevenirla. Hay siempre indicadores en manía y depresión que pueden ser muy útiles a la hora de detectar tus cambios de humor en tu diario que hacer. generalmente estos van de apoco repitiendo o acumulándose por días en mi caso, lo que a veces me ha puesto confusa es cuando las mujeres nos esta por dar el periodo, y aunque tenga mi app en mi celular que me avisa, a veces no lo relaciono y me pasa que estallo por cualquier cosa, o me pongo muy sentimental.
Por eso los hombre que no tiene estos SPM o cambios hormonales de las mujeres , es mas fácil reconocer el peligro, solo que pienso que solo viendo a mi marido con su pre diabetes, no se si realmente siguen al pie de la letra sus tratamientos, y con esta clase de medicina controlada, ya sea benzodiazepinas o antisicoticos no se puede jugar quitándose dosis y simplemente saltándose algunas.
Sean conscientes de que nuestro trastorno del animo es algo que no va a sanar seguramente por los estudios que han hecho, pero si logramos adherirnos a nuestro tratamiento día a día nuestra calidad de vida cambia de 20 a 80 por lo menos.... y el resto nos toca a nosotros ayudarnos a nosotros mismos.
por lo mismo quiero compartir esto que encontré en la red.
Aquí te doy unos tips que te ayudarán en tu lucha diaria y así identificar los síntomas que nos dirigen hacia una crisis



viernes, 29 de julio de 2016

Estresada...pido ayuda???

[29/7 12:01 AM] Gigi: Buenas noches Negris. ( esa era la hora que me estaba por dormir)
[29/7 4:34 AM] ( mi mensaje por whatsapp de hoy a mi marido) Gigi: No hay modo llevo 25 minutos despierta con pena que mi hijo de 16 no se vaya a levantar a las 5...es una porquería que tenga que salir a las 5:40 a.m. para que llenen un bus y les cambiaron el horario de entrada a las 8 y llegan a las 7:10...

De noche mi hija que también es bipolar 2 para quien no me ha leído, no se duerme antes de las 11 o 12 o 1 de la madrugada porque a mi siquiatra que es el de ella se le ocurrió la genial idea de decirle que si se levanta al otro día a las 7 esta bien, sólo que ella no le dice que vuelve de la Universidad a dormir unas 2  a 4 horas seguidas y así es un ciclo vicioso. Y yo cada vez que voy al baño ve su luz debajo de su puerta.
Me siento mala madre. Antes hace unos años pasaba sin ayuda y a pesar de mis 300 Mg de quetiapina , media zombie pero los levantaba, obvio con distintos horarios iban a distintos colegios.
Yo si duermo menos de 8 hrs ando bostezando y a media revolución el día entero y trató de no volver a dormir y así me acuesto más cansada pero no siempre descanso bien, a veces sueño demasiado y tengo muchas pesadillas.
Por si las dudas mi doctor dijo que no todos tenemos el mismo ciclo de sueño , no es que uno tenga que dormir 7 y 8 horas porque no siempre van a quedar bien. Yo toda la vida he sido buena para dormir y supongo que sin estar diagnosticada y con Estados Depresivos Mayores dormia facil 10  a 12 horas sobre todo en mi primer embarazo que fui mama soltera y tenía dos trabajos sufría de depresión pero por el embarazo me daban medio bromazepan o diazepan el médico de la familia.
Hoy estoy como si nada, cansada pero súper despierta.
No puede ser que haya tomado 4 Mg de clonazepan osea dos pastillas completas y este como si no hubiera tomado naaadaaa.
Creo que los viajes de mi marido de última hora osea ayer en la tarde y regresa al medio dia ya no me dejan bien me quedo preocupada. Antes al menos tenía quien los levantara  alguna empleada por meses pero ahora que no se van en "BUS" es una porquería ver si se levanta mi marido o no a tiempo si ellos lo hacen, si los despierta, si pusieron ellos su alarma, si salio mi marido del baño, si no vuelve a hacer ruido porque olvidó algo, si agarraron refacción para llevar, si me deja con mi camioneta o se lo lleva para entregar computadoras o que se yo o lo que es peor dejarme encerrada por no poder sacarla porque dejó un carro atrás y se llevó la llave, que atinado. Y de ahi esperar a que venga o no la doña que me ayuda cuando quiere, aquí en Guatemala son horribles de informales y tienen facil 4 a 7 hijos que obvio siempre hay grandes que le cuidan a los otros pero siempre hay una palabrita que me dice que estan inventando o mintiendo: Fijese que...que me dio alergia, que mi marido no pudo cuidar a la nena, que mi hijo esta sin telefono, que la niña esta con fiebre, etc, etc. No recuerdo que cyando he trabajado haya podido decir algo asi, sino la despiden a uno.
Y ya viniendo ella dos veces a la semana sino una sola y cuando se le ronca la regalada gana hay que levantarse, porque pareciera que mira con cara de perro si no le dejas hacer la cama y eso que yo la ayudo con todas....o que no hace bien el baño o simplemente no lo hace bien, aqui jamas se les puede dar la llave porque si así me han entrado a asaltar doblando los fierros de protección de una ventana, Imagínense que harían con la llave.
Son las 5:27 ya levante a mi hijo ...y me siento media zombie pero despierta.
Si sigo así me va a dar algo...No me parece que a este ritmo y a mis 45 casi no me vaya a dar una crisis😶😑☹😖😩
Y yo que me felicito en Junio mi doctor porque no había ido en un año y me veía bien y ahora mejor aún. Hasta me bajó la dosis de Quetiapina de 300 Mg a 50 Mg ...me agregó Oxcarbazepina 150 Mg de mañana y 150 Mg de noche. Pero me costó años de años que me bajarán la quetiapina, fácil del 2009 para junio 2016.
Ahora hasta pude bajar de peso con dieta más saludable, pero es rarísimo que me de esa hambre inconcebible que produce la quetiapina como efecto secundario.
En fin. No se si esperar y callar o pedir ayuda antes de. Deseenme suerte no quisiera escribir durante una crisis.

viernes, 6 de mayo de 2016

Mitos y Verdades Sobre el TB

Falso Mito 1:  
Todos los bipolares se columpian constantemente y sin remedio entre la manía y la depresión”.
¡Falso, falso, falso! Bueno, casi siempre. Lo cierto es que algunas personas sí alternan entre la manía y la depresión rápidamente (cicladores rápidos), pero la gran mayoría sufren de depresión mucho más a menudo que de episodios maníacos. De hecho, la manía en muchos bipolares puede ser tan suave, que suele pasar desapercibida.
Por supuesto, también hay bipolares que pasan días, semanas e incluso meses sin padecer ningún síntoma. A veces esta situación de “paz” emocional (llamada Eutimia), se debe a una medicación correcta, a un ambiente estable o a un grupo de apoyo eficiente… pero otras simplemente ocurre, hablando claro, de forma espontánea.
Falso Mito 2: 

“El Trastorno Bipolar sólo afecta al estado de ánimo”.
¿Qué? ¿Cómo? ¡Falso, falso y más que falso! Aunque parezca mentira a estas alturas del siglo XXI, todavía muchas personas consideran a los bipolares “deprimidos”, “inestables” o incluso los tildan de “paranoicos”. Pero el Trastorno Bipolar no es estar siempre triste, ni tampoco es una manera “distinta” de sentirse, ni por supuesto es una mera pataleta emocional. Los bipolares sufren una enfermedad con consecuencias que, sin tratamiento adecuado, pueden ser terribles para el paciente y para las personas de su entorno.
El Trastorno Bipolar “juega” con el estado de ánimo y el humor,pero también afecta al nivel de energía, al  juicio racional, a la memoria, a la concentración, al apetito e incluso al deseo sexual. ¿Por qué? Porque es una enfermedad originada en el cerebro y  que afecta las conexiones entre neuronas. Estas conexiones afectan a TODO lo que hacemos,  a TODO lo que pensamos y a TODO lo que en definitiva creemos que somos. Por eso es importante atender de forma especial a los “bajones” en la auto estima de los pacientes, que puede llevarles a estados de ansiedad o incluso a caer en las drogas o el alcohol.
Falso Mito 3:

“Un bipolar diagnosticado no puede mejorar porque no se ha descubierto ninguna cura fiable, ni puede llevar una vida normal.”
¡Es completamente falso! Y lo peor de todo es que esto mismo es lo que suelen espetar las personas más ignorantes en la materia del mundo. Pero en el fondo no es sólo culpa de ellos, sino también de los propios afectados que en no pocas ocasiones exteriorizan su sentimiento de estigma.
Sea como fuere -y apoyan mis palabras miles de historias de éxito y superación  en el mundo- es falso que un bipolar no pueda llevar una vida normal e incluso sobresaliente. Muchos bipolares tienen carreras profesionales brillantes, relaciones familiares y de pareja felices.
No es mi intención engañar a nadie. Vivir y afrontar el trastorno bipolar no es fácil, pero con el tratamiento correcto, las técnicas adecuadas para manejar los síntomas y un sistema de apoyo bien diseñado se puede alcanzar una vida plena y FELIZ. Es un hecho, una realidad y una esperanza que nunca nadie le debería quitar a un bipolar.
Falso Mito 4: 

Además de la medicación no hay nada en el mundo que se pueda hacer para controlar un Trastorno Bipolar.
¡Falso, falso, falso!
Sí, la medicación es el cimiento irrenunciable para el tratamiento efectivo del Trastorno Bipolar, pero se ha demostrado una y otra vez que sin aliados más mundanos, su índice de éxito es mucho menor. La terapia emocional y las técnicas de autoayuda juegan un papel esencial para la vida de un bipolar.
Se puede aprender a controlar la aparición de síntomas, a “verlos venir” antes de que ocurran.  Dormir bien, comer sano y evitar el estrés son sólo tres hábitos que por sí solos pueden marcar la diferencia entre un bipolar estable y uno que sufre.


(texto tomado de TRASTORNO BIPOLAR AL DESCUBIERTO on 19 ABRIL, 2011http://trastornobipolarweb.com/ )

Tú eres mejor cada día...

Tú eres mejor cada día...
animo!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...